Vistas: 211
1 0
Tiempo de Lectura:3 Minutos, 32 Segundos

Las redes sociales privadas son una alternativa, en el mundo académico y profesional, para tener un espacio seguro de colaboración y comunicación. En el mundo actualmente hay una población de alrededor de 7.91 billones de personas, de los cuales 4.95 billones (62.5%), tienen internet, y 4.62 billones (58.4%), son usuarios de redes sociales (KEPIOS, We Are Social y Hootsuite, 2022).

En México, existen 102.5 millones de usuarios de medios sociales, el 78.3% de la población del país, en España ese procentaje sube al 87.1%. Y se tiene un promedio de uso de 7.9 plataformas al mes (KEPIOS, We Are Social y Hootsuite, 2022).

Lo anterior ilustra la importancia del uso de las redes sociales por parte de la población, y no sólo para fines de entretenimiento, sino tambien para aspectos educativos, laborales o de gobierno.

Las redes sociales más utilizadas en México son WhatsApp (94.3%), Facebook (93.4%), Facebook Messenger (80.5%), Instagram (79.1%), Tiktok (70.4%), y Twitter (56%), entre otras (GWI, 2022). Y si se realiza un consulta rápida en internet se podrán encontrar más de 279 redes sociales, entre las más populares y más de 700 de diversos fines.

Las redes sociales se han convertido en una plataforma conveniente de colaboración, comunicación y entretenimiento.

Sin embargo, debido a la naturaleza un tanto libre de internet, pero principalmente debido quizá al anonimato que puede tenerse, existen diversos retos cuando usamos redes sociales en el ámbito educativo o profesional.

Si analizamos los sitios más visitados en México, nos encontraremos que de los 20 sitios más populares existen 3 portales de contenido pornográfico, en los sitios 4, 5 y 15 (SEMRUSH, 2022). Y dentro de las redes sociales más populares, podemos encontrar grupos o publicaciones de contenido explícito, no adecuado para ambientes académicos o empresariales.

En Estados Unidos, por ejemplo, el 34% de los usuarios de Internet han experimentado una exposición no deseada a contenido pornográfico a través de anuncios, anuncios emergentes, enlaces mal dirigidos o correos electrónicos (Webroot, 2020). ¿Te ha pasado?

El uso de la pornografía en internet perjudica a los adolescentes al aumentar las probabilidades de embarazo adolescente (Chandra et al, 2018), dificultar el desarrollo sexual (Peter y Valkenburg, 2008), aumenta el riesgo de depresión (Ybarra y Mitchell, 2005), y crear expectativas distorsionadas que dificultan el desarrollo sexual saludable (Morrison et al, 2006).

Adicionalmente, existen una serie de conductas no deseadas alrededor de las redes sociales que atentan contra la seguridad o el bienestar de las personas; o bien contenidos que no son adecuados en todas la situaciones.

Casos de niños de secundaria compartiendo fotos y videos sugerentes o explícitos, ciberacoso en eventos en línea públicos, como graduaciones, y grooming contra adolescentes para que manden contenido de caracter sexual, se antojan distantes, pero lamentablemente no lo son.

Y en la actualidad, muchos colegios, a pesar de tener herramientas de aprendizaje en línea, siguen usando para sus actividades redes sociales, por su practicidad y funcionalidad.

¿Y qué podemos hacer ante tales amenazas? Sin lugar a dudas, las redes sociales que conocemos, son y seguirán siendo útiles y ciertamente no podemos desconectarnos o desconectar a los más jóvenes de la red. Con una adecuada supervisión, conversación y la creación de espacios seguros, se podría avanzar.

Un ejemplo de entorno seguro es la creación de Redes Sociales Privadas, que son un espacio de aprendizaje, comunicación, socialización, y colaboración, basado en la Internet en un ambiente privado y seguro. El uso de redes sociales privadas en el ámbito educativo, donde sólo los administrativos, académicos, alumnos, padres de familia y socios de negocio, puedan ingresar resulta muy conveniente para reducir los riesgos.

Además se pueden tener las siguientes ventajas:

  • Protección de la Comunidad Estudiantil
  • Mayor Prestigio para la Institución
  • Potencializa la Enseñanza
  • Transformación Digital de la Institución
  • Uso de Tecnología de Punta
  • Promueve el Uso Responsable de la Internet
  • Ambiente de Aprendizaje Seguro y Privado
  • Eliminación de Riesgos de las Redes Sociales Públicas
  • Control de Contenido
  • Control de Anuncios
  • Independiente de Redes Sociales Públicas
  • Reducción de Riesgo Legal
  • Monetizable (Contenido, Cursos, Publicidad)
  • Despliegue Rápido

Un ejemplo de cómo se ve una red social privada, lo puedes consultar aquí.

Las redes sociales privadas tienen diversas aplicaciones que estaremos explorando en otras entregas. Si requieres asesoría al respecto, me puedes contactar.

Sobre el Autor

Javier

Nací en la Ciudad de México. He vivido la mayor parte de mi vida en la CDMX y el Estado de México. Estudié Ingeniería Industrial y de Sistemas, y una Maestría en Administración de Empresas, ambas en el Tec de Monterrey. Y posteriormente he tenido la oportunidad de estudiar una Maestría en Administración y Política Pública en la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato. He tenido la oportunidad de colaborar con múltiples empresas principalmente en el campo de la consiltoría, tecnología de la información y telecomunicaciones; atendiendo clientes en diversas partes del mundo en el sector privado y gobierno.
Feliz
Feliz
100 %
Triste
Triste
0 %
Emocionante
Emocionante
0 %
Aburrido
Aburrido
0 %
Molesto
Molesto
0 %
Sorpresa
Sorpresa
0 %

Escrito por

Javier

Nací en la Ciudad de México. He vivido la mayor parte de mi vida en la CDMX y el Estado de México.
Estudié Ingeniería Industrial y de Sistemas, y una Maestría en Administración de Empresas, ambas en el Tec de Monterrey.
Y posteriormente he tenido la oportunidad de estudiar una Maestría en Administración y Política Pública en la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato.
He tenido la oportunidad de colaborar con múltiples empresas principalmente en el campo de la consiltoría, tecnología de la información y telecomunicaciones; atendiendo clientes en diversas partes del mundo en el sector privado y gobierno.